¡Bravo por la salud¡ Venezuela prohíbe la fabricación, comercialización y uso de vapers

¡Bravo por la salud¡ Venezuela prohíbe la fabricación, comercialización y uso de vapers

En una iniciativa sin precedentes, el gobierno de Venezuela ha publicado en la Gaceta Oficial la prohibición total de los vapers en el país. Esta decisión se basa en numerosas declaraciones de expertos en salud que han determinado los daños y complicaciones que estos dispositivos pueden causar a la salud de las personas.

De acuerdo con lo establecido en la Gaceta Oficial N° 42.682, con fecha 1 de agosto de 2023, se prohíbe la fabricación, almacenamiento, distribución, circulación, comercialización, importación, exportación, uso, consumo, publicidad y promoción de los vapers en Venezuela, la publicación se dio a conocer a través de publicación en las redes sociales del Ministerio para la Salud.

La mencionada medida se aplica a todas las instituciones del Estado, comercios, locales, áreas privadas y públicas, así como al transporte público. Además, se exige que se coloque un anuncio de 80 centímetros de ancho y 50 centímetros de largo en todos estos lugares, advirtiendo sobre la prohibición y las sanciones para aquellos que la incumplan.

El Ministerio de Ciencia y Tecnología de Venezuela ya había tomado una medida previa el 21 de junio, prohibiendo la venta de vapers a menores de 18 años, como parte de un esfuerzo para reducir su venta y consumo. Esta prohibición fue seguida por una solicitud del presidente Nicolás Maduro a su equipo médico y científico para evaluar la posibilidad de una prohibición total de los vapers en el país, con el objetivo de proteger la salud de los ciudadanos.

Maduro ha señalado con preocupación la existencia de campañas pagadas en redes sociales, promocionadas por influencers, que presentan los vapers como algo positivo. Esta publicidad llega especialmente a los menores, quienes usan estos dispositivos por moda y desconocen los riesgos asociados a su consumo, reseñó Maduro.

La prohibición de los vapers busca prevenir el uso de estos dispositivos que pueden causar dependencia física y química, y asegurar que se cumplan las legislaciones y normativas vigentes en el país.

Con información de Nota de Prensa