18 de abril de 2024

Empresas de criptomonedas inician nueva estrategia para ser aceptadas en Estados Unidos

A medida que se acercan las elecciones en EEUU, que se celebrarán en noviembre de 2024, las empresas de criptomonedas inician una nueva estrategia para ser aceptadas.

En tal sentido, están aumentando sus donaciones a políticos que respaldan las divisas digitales, según Financial Times.

Este año, el mercado de criptomonedas ha vivido tiempos difíciles, durante los cuales varias empresas, incluida FTX, incluso han quebrado.

Aunque en Estados Unidos aún no se ha desarrollado un marco regulador para el sector, la Comisión del Mercado de Valores (SEC) impuso multas y otro tipo de sanciones. Pero por su lado, los bancos endurecieron las condiciones para que las empresas de criptodivisas puedan obtener préstamos.

En este contexto, 20 compañías intentan apoyar a los candidatos “favorables a las criptomonedas tanto en la Cámara de Representantes como en el Senado”, que “estén dispuestos a defender la innovación y superar las complejidades de una regulación responsable en la era digital”.

Entre ellas figuran: la plataforma de comercio de criptomonedas Coinbase, la firma de capital de riesgo privada Andreessen Horowitz (también conocida como a16z) y la empresa emisora del token Circle. 

También, inversores de alto perfil en capital riesgo y activos digitales como Ron Conway, Fred Wilson y los gemelos Winklevoss, entre otros.

Así, las empresas del sector ya han donado 78 millones de dólares a Fairshake, un súper Comité Federal de Acción Política (PAC), que puede recibir fondos ilimitados de empresas e individuos para gastarlos en campañas electorales. De acuerdo con un comunicado de Fairshake, “para que la economía blockchain desarrolle todo su potencial, se necesita un marco normativo y jurídico claro”.

La creación de Fairshake se produjo en medio de las exigencias de algunos legisladores de aumentar la supervisión y la regulación del bitcoin y las criptomonedas.

Además, que los activos digitales facilitan el blanqueo de dinero, la financiación de terroristas y la elusión de sanciones, entre otros, lo que “crea un riesgo para la seguridad nacional” de Estados Unidos.

Con información de Nota de Prensa

Foto Cortesía

Comparte esto