Incendio en almacén de la Policía de Nueva York deja heridos y destruye pruebas de casos

Incendio en almacén de la Policía de Nueva York deja heridos y destruye pruebas de casos

Un almacén de la Policía de Nueva York, Estados Unidos, se incendió, dejando varios heridos y destruyendo pruebas de antiguos casos sin resolver, informaron medios locales.

En la instalación, situada en Brooklyn, se almacenaban objetos inflamables, como coches, motocicletas y bicicletas eléctricas, así como pruebas biológicas, incluido ADN y otras pruebas de delitos que se remontan a unos 20 o 30 años atrás.

Para contener el fuego, los bomberos intentaron apagar las llamas desde el interior, pero las llamas se propagaron muy rápido y, debido al posible riesgo de derrumbe del almacén y al humo acre, los equipos de rescate se retiraron del edificio. Tres helicópteros, 33 unidades de bomberos y 140 efectivos trabajaban para contener el fuego.

Ocho personas resultaron heridas, tres de las cuales son bomberos, tres trabajadores de ambulancias y dos civiles.

El jefe del Departamento de Policía de Nueva York, Jeffrey Maddrey, afirmó que el incendio es «muy grave y devastador» y subrayó que aún se desconoce el alcance de los daños.

Por su parte, el jefe de bomberos, John Hodges, comunicó que todo lo que había en las instalaciones ha quedado destruido o deteriorado. En cuanto a los trabajos de extinción, explicó que el fuego está ardiendo en lo profundo de la estructura, por lo que el incendio «probablemente durará unos días». Hodges señaló que la extinción del fuego se ve complicada por el hecho de que el almacén cuenta con muy pocas puertas y ventanas, lo que impide que el agua penetre hasta la parte central del edificio.

Con información de Nota de Prensa