19 de julio de 2024

Joe Biden: “Los estadounidenses pueden confiar en que el sistema bancario es seguro”

La primera autoridad de Estados Unidos Joe Biden, aseguró a los ciudadanos de su país, que el sistema bancario es “seguro” pese a la quiebra del Banco Silicon Valley Bank (SVB) y otras dos entidades regionales, sin embargo manifestó solicitar una regulación más estricta para evitar futuras crisis.

“Los estadounidenses pueden confiar en que el sistema bancario es seguro. Sus depósitos estarán allí (disponibles) cuando los necesiten”, dijo Biden en declaraciones a los medios desde la Casa Blanca después de la quiebra del Silicon Valley Bank. Además, defendió las bruscas medidas tomadas por el Gobierno para evitar consecuencias para negocios pequeños, empleos y el sistema bancario en general a partir de los problemas ocasionados. 

El presidente estadounidense indicó que ahora que los activos bancarios se encuentran bajo control de los reguladores:

• Todos los clientes que tenían depósitos en estos bancos estarán protegidos y ya tienen acceso a su dinero a partir de hoy. Los contribuyentes no sufrirán pérdidas. El dinero procederá de las asignaciones de los bancos al Fondo de Seguros de Depósitos.

• “La dirección de estos bancos será despedida. Si la Corporación Federal de Seguros de Depósitos [FDIC, por sus siglas en inglés] se hace cargo del banco, las personas que lo dirigen no deberían volver a trabajar allí”.

• Los inversores en el banco no estarán protegidos. “Asumieron el riesgo a sabiendas y cuando el riesgo no les salió bien, los inversores perdieron su dinero. Así funciona el capitalismo”.

• Se investigará cómo estos bancos llegaron a tales circunstancias y los responsables deben rendir cuentas. “En mi Administración nadie está por encima de la ley”.

• El presidente pedirá al Congreso y a los reguladores bancarios que “refuercen las normas aplicables a los bancos para que sea menos probable que este tipo de quiebra bancaria se repita” y para proteger los puestos de trabajo y las pequeñas empresas del país. “Los estadounidenses pueden confiar en que el sistema bancario es seguro”.

El viernes pasado, el sistema bancario estadounidense experimentó la quiebra más grande desde la crisis financiera de 2008: Silicon Valley Bank (SVB), el decimosexto banco más grande del país, se vio colapsado después de que los depositantes, en su mayoría vinculados con el sector de la tecnología y empresas respaldadas por capital de riesgo, retiraran su dinero, a medida que se extendía la preocupación por la crisis dentro de la entidad bancaria.

Según reportes de prensa el SVB se especializaba en financiar nuevas empresas y se había convertido en el decimosexto banco más grande de Estados Unidos por activos: a fines de 2022 tenía 209.000 millones en activos y aproximadamente 175.400 millones en depósitos. Se vio colapsado después de que los depositantes, en su mayoría vinculados con el sector de la tecnología y empresas respaldadas por capital de riesgo, retiraran su dinero, a medida que se extendía la preocupación por la crisis dentro de la entidad bancaria.

El domingo por la noche, las autoridades federales de Estados Unidos intervinieron para garantizar que los ahorristas tengan acceso a sus fondos en SVB. Además, los reguladores se hicieron cargo de una segunda entidad bancaria.

La mayoría de los observadores del mercado financiero son optimistas y dudan que se produzca una situación comparable a la crisis financiera de 2008, aunque aumenten las probabilidades de una recesión.

Con información de Nota de Prensa

Comparte esto