Jorge Rodríguez: “Se van a dar a conocer los golpes, ahogamientos y el trato inhumano a los que fue sometido Alex Saab”

Jorge Rodríguez: “Se van a dar a conocer los golpes, ahogamientos y el trato inhumano a los que fue sometido Alex Saab”

“Así como lo dijo el presidente Maduro una vez: más temprano que tarde veremos al diplomático Alex Saab de nuevo en su patria, Venezuela, para que pueda seguir ayudando a todo el pueblo, decimos ahora que más temprano que tarde se van a conocer las indecibles torturas a los que fue sometido, los golpes, los ahogamientos, el trato inhumano, el haberle arrancado a patadas tres dientes. Se van a saber y se tienen que saber quiénes son los responsables de esos crímenes de lesa humanidad en contra de nuestro diplomático”, anunció el jefe de la delegación venezolana de la Mesa de Diálogo y Negociación, Jorge Rodríguez.

Rememoró que Saab nunca debió estar ni un solo día secuestrado en Cabo Verde, donde el Gobierno de aquel país se arrodilló al imperio norteamericano y lo entregó para su extradición ilegal a EE.UU.

“Nunca debió haber estado ni un solo día secuestrado en los Estados Unidos de América y sometido a tratos inhumanos para lograr vulnerar su espíritu, su alma, su fuerza como hombre de bien, ni un solo día debió haber estado allí y, por supuesto, los psicóticos de la extrema derecha venezolana y estadounidense se regodeaban, como si el maltrato fuera para ellos algo loable, gozaban cada vez que se referían a nuestro diplomático secuestrado”, reclamó Rodríguez.

El presidente de la Asamblea Nacional venezolana mostró el libro del funcionario estadounidense Mark Sper, quien reconoció por escrito los delitos de lesa humanidad cometidos por el Gobierno de Donald Trump, y adelantó que más temprano que tarde se presentarán las pruebas y evidencias de cómo se involucró los dirigentes ultraderechistas venezolanos Juan Guaidó y Julio Borges en el secuestro del diplomático, así como la interceptación de aviones y barcos por parte del imperio de EE.UU. para el robo del combustible, mascarillas, medicinas y alimentos durante la pandemia que Saab logró concertar con países aliados para suministrar al pueblo venezolano.

Sobre el contenido de los libros publicados en EE.UU., los criminales de la administración de Trump confesaron sus delitos, porque “es curioso como allá tienen la costumbre de publicar sus crímenes y aquí se confirma que el secuestro de Saab”, dijo. En las páginas del libro, Spert confiesa que la detención de Saab solo fue para evitar que evadiera las sanciones y el bloqueo económico que pretendía asfixiar a los venezolanos y venezolanas.

Incluso, Rodríguez informó que, en uno de los diálogos de México, funcionarios de la gestión de Trump le amenazaron directamente, en las que, si Venezuela no cedía a las órdenes del Gobierno estadounidense, el pueblo venezolano moriría de hambre producto de las sanciones.

Jorge Rodríguez afirmó que el Gobierno nacional emprendió negociaciones duras y difíciles, de años, para la liberación de Saab, y tras bastidores se confirmó cómo el lawfare se imponía para mantenerlo secuestrado.

Por ello, dijo, se logró su liberación con el canje de dos terroristas estadounidenses que participaron en la fallida operación Gedeón en las costas de La Guaira. A diferencia de Saab, a quien no pudieron probar delitos pero se le violaron los derechos humanos tanto en Cabo Verde como en EE.UU., Venezuela demostró que los terroristas del imperio estaban incursos en delitos graves, y sin embargo, se les respetó el debido proceso y sus derechos humanos.

“En 3 años, el único delito que se le atribuye a Saab, está en el libro de Sper, es el acuerdo para que Venezuela recibiera más gasolina, medicinas, alimentos, suministros”, leyó.

“No hubo un solo día en estos 1.280 días que el presidente Maduro no diera instrucciones a distintos representantes de la Revolución Bolivariana para lograr el rescate de Alex Saab, ni un solo día en que no denunciamos las salvajes torturas y tratos inhumanos en EE.UU., la malsana intención de algunos que se dicen venezolanos y son hienas, buitres, carroñeros y carroñeras, regodeándose en el maltrato a otro ser humano, y del secuestro, felices porque tenían a Saab en Miami”, reclamó.

Finalmente, Jorge Rodríguez le aconsejó a la derecha apátrida y la ultraderecha violenta: “búsquense otra causa para su odio y bajeza, porque hoy Alex Saab está en su casa, en Caracas, la capital de la República Bolivariana de Venezuela”.

Con información de Nota de Prensa

Foto AN