20 de mayo de 2024

Tragedia en la frontera: Un hombre y un niño de 3 años de edad mueren al intentar llegar a EE.UU.

Un lamentable suceso ocurrió en el río Bravo, frontera entre México y Estados Unidos, donde en un intento por cruzar con el objetivo de llegar a la ciudad de Eagle Pass, ubicada en el estado de Texas, EE.UU. un hombre y un niño perdieron la vida, dejando en evidencia los peligros y las consecuencias mortales que enfrentan los migrantes en su búsqueda de una vida mejor.

Según reportes locales, el niño que solo contaba con tres años de edad, se ahogó en el río Bravo, también conocido como río Grande. Las autoridades recibieron informes de que el menor había sido arrastrado por la corriente durante un intento de cruzar el caudal con su familia. Su cuerpo fue encontrado posteriormente, sumando una víctima más en esta triste historia.

Días después, los equipos de rescate recuperaron el cuerpo de un hombre que también perdió la vida en el río. Según el jefe de Bomberos de Eagle Pass, Manuel Mello, ambos cadáveres fueron encontrados al norte de las barreras flotantes que las autoridades de Texas habían colocado en las aguas del río., barreras que se instalaron en julio pasado, con el objetivo de obstaculizar la entrada de inmigrantes desde México.

Cabe destacar que, el flujo migratorio hacia la ciudad de Eagle Pass ha aumentado considerablemente en los últimos días, lo que ha llevado a las autoridades a declarar el estado de emergencia.

Según informes, aproximadamente 9.000 migrantes llegaron a la urbe durante esta semana. Ante esta situación, las autoridades han tomado medidas como el cierre de algunos pasos fronterizos en la ciudad, así como en San Diego y El Paso, con el fin de redireccionar a los funcionarios para atender a los recién llegados.

Estas decisiones han generado polémica y preocupación tanto en México como en Estados Unidos. En agosto pasado, se encontró un cadáver atorado en la parte sur de las barreras flotantes del río Bravo, lo que llevó al Consulado de México en Eagle Pass a ser notificado. En respuesta, el Gobierno de México expresó su preocupación por el impacto que estas políticas estatales tendrán en los derechos humanos y la seguridad personal de los migrantes, además de considerarlas una violación a su soberanía.

Con información de Nota de Prensa

Comparte esto