21 de junio de 2024

Un estilo de vida mediterráneo podría ser la clave para una mayor longevidad en mujeres, sugiere investigación

En un descubrimiento que podría influir significativamente en las recomendaciones dietéticas futuras, un estudio científico ha revelado que adherirse a la dieta mediterránea podría reducir hasta en un 23 % el riesgo de mortalidad entre las mujeres, este hallazgo proviene de una investigación exhaustiva que siguió la salud y los hábitos alimenticios de 25.315 mujeres estadounidenses durante un período de 25 años.

El estudio, que se centró en la correlación entre la dieta y la salud femenina, evaluó los patrones dietéticos de las participantes mediante un cuestionario de frecuencia de alimentos, aquellas que seguían de cerca la dieta mediterránea, caracterizada por un alto consumo de verduras (excepto las papas), frutas, frutos secos, cereales integrales, legumbres y pescado, junto con un consumo moderado de alcohol, mostraron una notable disminución en el riesgo de mortalidad; específicamente, la investigación destacó que «la dieta mediterránea se asoció con un perfil de biomarcadores más saludables en general y con menores riesgos de mortalidad femenina a causa de enfermedades cardiovasculares y cáncer».

Durante el seguimiento, se registraron 3.879 defunciones por diversas causas, de las cuales 935 fueron por enfermedades cardiovasculares y 1.531 por cáncer, estos números podrían verse significativamente reducidos si se adoptan las prácticas alimenticias del Mediterráneo.

Las participantes del estudio, en su mayoría mujeres blancas y sanas, proporcionaron muestras de sangre y completaron cuestionarios detallados sobre su dieta, los datos iniciales se recopilaron entre 1993 y 1996, cuando las mujeres tenían 45 años o más, con una edad media de 54 años, el análisis de la investigación se completó en noviembre de 2023, ofreciendo una perspectiva valiosa sobre la relación entre la dieta y la salud a largo plazo.

Este estudio subraya la importancia de los hábitos alimenticios en la prevención de enfermedades crónicas y refuerza la idea de que la dieta mediterránea no solo es beneficiosa para la salud del corazón, sino que también podría ser un factor determinante en la prolongación de la vida.

Con información de Nota de Prensa

Foto Referencial

Comparte esto